Proponen cambios a la normativa que regula el arbolado urbano

 

Frente a la necesidad de adecuar la normativa local sobre arbolado público al Plan Regulador de Arbolado Urbano, la concejala propuso que “los propietarios inquilinos u ocupantes frentistas deberán plantar en sus frentes especies arbóreas indicadas para su sector con la debida intervención de la autoridad de aplicación”.

Asimismo, podrán solicitar al municipio la entrega del ejemplar de la especie autorizada para dicho frente, la cual estará supeditada a la disponibilidad de dicha especie en el vivero municipal.

Así, todo propietario queda obligado por su condición de frentista, a la construcción en la vereda de recinto/s cuando la parcela tenga un frente igual o superior a siete metros, salvo en los casos en que la presencia de servicios subterráneos impidan su materialización o se dificulte el tránsito peatonal.

“No es lo mismo plantar cualquier árbol en cualquier lugar, debido al espacio que va a ocupar y al tipo de suelo. No es igual el primer anillo cercano al centro que los barrios periféricos donde tienen menos resguardo. Muchas veces, se ponen árboles que son muy bonitos, pero después generan problemas en las cañerías o levantan las aceras”, explicó Biondini a DE LA BAHÍA.

“Desde el área de Parque me contaban que a veces se generaba algún choque con los vecinos a los que se les decía cuál era la especie que debían plantar frente a su casa. Por eso ahora se les brinda dos o tres opciones para poner en la cuadra”, narró.

ESCUCHÁ EL AUDIO:

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *