Quemaron 500 kilos de marihuana por disposición de un juez federal