Quintero encendió las alarmas en Núñez