“Reabrimos porque estamos desesperados”, dijo dueño de comercio de calzado

Luis Amore dijo que decidió abrir su comercio de venta de calzado, a pesar de no estar habilitado, por “desesperación” y negó que se trate de una rebelión.

“No tenemos más opciones y llegamos a límite, estamos caminando sobre el precipicio y mirando por la ventana como todo se derrumba. Todos nos dicen que tenemos razón, pero llevamos más setenta días y las soluciones no llegan”, señaló el comerciante a DE LA BAHÍA.

Explicó que está trabajando sin empleados, lo que describió como “muy incómodo”, y remarcó que en el negocio están él y su familia.

“Pusimos el mostrador en la puerta para que la gente no entre y le entregamos lo que nos piden”, narró Amore.

“Desde hace algunos días me están diciendo que me van a clausurar y que me van a denunciar, pero yo creo que peor es quedarme sentado en mi casa. Pareciera que a nadie le importa y, si eso pasa, a mí tampoco me importa”, siguió.

“Tenemos que empezar a convivir con el problema. No hay ningún antecedente que la ropa o el calzado sean portadores del virus y por eso no entendemos el capricho por el cual estos comercios no pueden trabajar”, agregó.

Comentarios

Comentarios

comentarios