Realizan careos y la reconstrucción del crimen de Fabián Gutiérrez

Los investigadores del crimen de Fabián Gutiérrez, el exsecretario de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández asesinado en El Calafate el 4 de julio, realizaron un careo entre los tres detenidos por el hecho, dos reconstrucciones del homicidio y finalmente una serie de allanamientos, entre ellos en la casa de uno de los apresados en la que hallaron algunos objetos que habían sido robados de la casa de la víctima.

El juez Penal de El Calafate, Carlos Narvarte, confirmó que ayer se concretaron careos entre los tres detenidos Facundo Zaeta (19), Facundo Monzón (18) y Pedro Gómez (20), ya que existían contradicciones sobre sus declaraciones.

Tras esos careos, de los cuales no trascendieron los resultados, el juez ordenó la realización de dos reconstrucciones del hecho en la casa de Gutiérrez, en una de las cuales participó el detenido Monzón y en la otra, el detenido Gómez.

“Fuimos al domicilio de Gutiérrez y llevamos a cabo dos reconstrucciones. En primer lugar fue con Gómez y luego fue Monzón”, dijo el magistrado, tras lo cual explicó que con Monzón se dirigieron luego “a las cabañas donde supuestamente dejaron el cuerpo tras el homicidio”.

“Es una prueba más para valorar, explicó Narvarte, tras lo cual dijo que los procedimientos aportan “una mirada, siempre teniendo en cuenta las declaraciones de cada uno de los procesados, ya que la instrucción es una medida de prueba. Nos hace ver más directamente cuáles fueron las acciones de cada uno”.

Según fuentes de la investigación, tras esas medidas se llevó a cabo un nuevo allanamiento en la casa de uno de los detenidos, donde los policías secuestraron una matera que le habrían robado a Gutiérrez y también ropa con manchas rojizas que podrían ser de sangre y que serán analizadas en el laboratorio.

Fuentes de la investigación aseguraron que los siete teléfonos celulares secuestrados en el marco de la causa están siendo peritados por Gendarmería Nacional en la ciudad de Buenos Aires.

El juez, en tanto, dijo desconocer si el sobre que transportaba el teléfono celular de Gutiérrez llegó a Buenos Aires abierto y que se habrían borrado parte de las comunicaciones y los datos luego de su muerte.

“No me consta nada. Si me llega algo, cotejaré cual fue el motivo”, dijo el magistrado, tras lo cual afirmó que aguarda el resultado de esos peritajes.

El cuerpo de Gutiérrez, que permanece en la morgue de Río Gallegos, sería entregado a sus familiares si no se piden más pruebas, mientras que las llaves de su casa se entregaron ayer.

Gutiérrez fue hallado enterrado y envuelto en una sábana el sábado 4 de julio en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, de El Calafate, luego de permanecer desaparecido desde el jueves anterior.

Los primeros resultados de la autopsia revelaron que la víctima murió por “asfixia mecánica” y que había recibido golpes en la cabeza y en el cuerpo y tres puntazos en la zona del cuello.

Comentarios

Comentarios

comentarios