Rompieron vidrio de un patrullero cuando escrachaban a un supuesto abusador en Harding Green