Saboreó un helado y lo dejó en la góndola de un supermercado: ahora podría ir preso