Se casaron e invitaron a familiares “de cartón” para celebrarlo

La pandemia del coronavirus paralizó al mundo entero. Desde el trabajo, la educación y el entretenimiento. La vida social se vio interrumpida por el peligro al contagio y todos los eventos tuvieron que cancelarse. Así fue como Romanee y Sam Rondeau-Smith se vieron obligados a casarse en julio. Sin embargo, se casaron meses más tarde con un grupo muy reducido de invitados.

La pareja no aguantó las ganas de formalizar su romance y no pudieron esperar a que levanten las restricciones que prohibían las reuniones en grandes grupos. Por lo tanto, se conformaron con invitar a 14 personas a pesar de que en un principio serían 100 invitados.

Todo sugería que se iba a tratar de un casamiento aburrido y destinado al fracaso, pero fue la idea de una invitada que logró que sea un total éxito.

 

 

 

En diálogo con el diario Metro, la británica Romanee contó: “Una de mis amigas vive en Nashville y no podía asistir al casamiento, por eso propueso en broma enviarnos su foto de cartón a tamaño real. Y pensamos, ¿por qué no hacerlo con nuestros invitados?”.

De esta manera, encargaron 48 figuras a tamaño real con la cara y el cuerpo de los invitados restantes. En total, gastaron 2.000 libras esterlinas.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios