Según datos oficiales apenas el 17% de los trabajadores rurales está debidamente registrado