Shakira y Piqué regresan de su viaje familiar tras el susto vivido en Nueva York

 

Han pasado unos días de lo más familiares y divertidos en Nueva York, un destino especialmente mágico en Navidad en el que Shakira y Gerarad Piqué han podido desconectar y reponer fuerzas en un año de lo más difícil para la colombiana después de que el pasado 14 de noviembre tuviera que cancelar su gira ‘El Dorado World Tour’ por problemas de salud derivados de una hemorragia en su cuerda vocal derecha. Poco a poco parece que todo va volviendo a la normalidad y la cantante y el futbolista han hecho una escapada navideña en la que les han acompañado sus dos hijos Milan y Sasha así como los abuelos de los niños. Tras unos días en la Gran Manzana la familia ha regresado de estas minivacaciones para despedir su año más complicado.

 

Shakira y Piqué llegaron al aeropuerto neoyorquino JFK causando una gran expectación entre el resto de pasajeros que se encontraban en la terminal. La artista causó sensación y saludó a los muchos curiosos y fotógrafos que se percataron de su presencia. La pareja vestía de manera informal y muy abrigada. Shakira con un plumas verde y un gorro de color gris. Su chico, con abrigo oscuro, camisa de cuadros y vaqueros. Junto a ellos sus pequeños Milan, que en enero cumplirá cinco añitos y vestía con un plumífiero azul, igual que el de su hermano Sasha, de dos, que accedió al aeropuerto en brazos de su padre. También se pudo ver a los padres de la colombiana junto a la familia.

 

 

Siempre pendiente de su chica y más en estos duros momentos, el jugador del Barcelona y Shakira se mostraron de lo más acaramelados y cómplices en su regreso de Nueva York. Ajenos a las cámaras no escatimaron en arrumacos y sonrisas demostrando que Piqué se ha convertido en el gran pilar de la intérprete de Me enamoré para sobrellevar sus problemas con la voz. La pareja también se ha mostrado tan enamorada como el primer día alejando así cualquier rumor de una posible crisis entre ellos. Igual de atento estuvo el futbolista con sus pequeños e incluso pudimos verlo en una simpática imagen en la que aparece con su hijo pequeño sobre sus hombros.

 

En estos días en la ciudad de los rascacielos Shakira y Piqué han disfrutado de algunas tradiciones como ver un partido de la NBA en el Madison Square Garden que enfrentó a los Knicks contra los Philadelphia 76ers. Grandes y pequeños pasaron un rato de lo más divertido y se deshicieron en mimos, cosquillas y abrazos con sus hijos. Los cuatro disfrutaron también de otras tradiciones mientras veían el partido como degustar los típicos ‘hot dogs’, palomitas y helados.

 

Pese a los buenos ratos que han vivido, este viaje a Estados Unidos también ha tenido momentos de angustia. Montserrat Bernabeu, madre del futbolista, sufrió un percance por el que tuvo que ser atendida por el personal sanitario y acabó siendo trasladada en ambulancia.
El suceso se produjo este jueves por la tarde, 28 de diciembre, cuando Shakira y Montserrat -acompañadas por Joan Piqué (padre de Gerard)- iban a entrar al teatro New Amsterdam, en el que se estaba representando el musical Aladín. En las imágenes puede verse cómo el personal sanitario inmovilizaba la pierna izquierda de Montserrat. La artista mantiene una excelente relación con los padres de su pareja.

Esta escapada en familia habrá sido la mejor medicina para la colombiana que hace unos días confirmaba que no será hasta junio de 2018 cuando volvamos a verla subida a los escenarios. “Aunque conservaba la esperanza de poder recuperarme para retomar la gira en enero, después de explorar muchas opciones, he tenido que aceptar la realidad de que ésta es una lesión que simplemente requiere de más tiempo y cuidado para sanar”, reconocía en un comunicado publicado hace unos días. (Hola)

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *