Si Marcone se va al “Rojo”, obliga a Boca a salir al mercado

Si bien Iván Marcone no fue una pieza clave para el Boca de Miguel Ángel Russo durante los pocos partidos que se disputaron en la primera mitad de 2020, su venta podría obligar al “Xeneize” a meterse de lleno en un mercado de pases, que no parece para nada sencillo en este contexto de pandemia, donde las economías de los clubes fueron de las que más sufrieron.

Y es que, en caso que las negociaciones con Independiente lleguen a buen puerto y el mediocampista continúe su carrera en el “Rojo”, Boca quedará con tan sólo dos jugadores que se desempeñan de manera natural como número “5”: Jorman Campuzano y Sebastián Pérez.

Campuzano es una pieza clave en el equipo de Miguel Ángel Russo

Mientras que Campuzano, figura del equipo de Russo que se quedó con el título local, parece ser una pieza fundamental para el entrenador, Pérez representa la otra cara de la moneda. Sin continuidad hace rato, el volante central colombiano es uno de los prescindibles para el cuerpo técnico y su salida a un equipo del exterior no es vista con malos ojos en el “Xeneize”, ya que liberaría un cupo de extranjero que podría ser ocupado por el chileno Mauricio Isla, si es que el club de La Ribera logra su contratación.

Esta escasez que padece Boca en el mediocampo es bien distinta a la situación que se vive en la delantera, más específicamente en la posición del “9”, en la cual hay abundancia de nombres y de jerarquía, gracias a jugadores como Carlos Tévez, Mauro Zárate, Wanchope Ábila y Franco Soldano. Y como si esto fuera poco, existe la posibilidad que llegue Silvio Romero para sumarle aún más calidad a la delantera.

Lo cierto es que si Marcone deja el club, los dirigentes tendrán que dejar de buscar atacantes para salir a un difícil mercado de pases con el objetivo de sumar un volante central y poder afrontar de la mejor manera posible un semestre que estará cargado de partidos.

Comentarios

Comentarios

comentarios