“Sí prueban que cometí corrupción, me entregaré a la comisaría”, dijo Lula entre lágrimas