Siguen robando autos mientras ven a Olimpo jugar