“Sólo falta que salga una rata”, dijo vecino enojado por el estado de una vereda