Susto en Flamengo: Gabigol salió tras dos duras patadas