Tras casi tres horas de tensión, se entregó el hombre que disparaba desde un balcón en el barrio Las Cañitas