Tras los incidentes de la final, Tiro y Bella Vista volverán a tener público local