Un abogado de Trump reconoce que le pagó 130.000 dólares a una actriz porno