Un bebé y un joven contrajeron una peligrosa infección tras ser picados por garrapatas