Un comerciante obligó a un joven discapacitado a tener relaciones con un maniquí