Un estadounidense estuvo 530 días en el espacio y estableció un nuevo récord