Un gran incendio destruyó gran parte de una favela cercana a San Pablo