Un hombre encontró (tal vez) una de las peores sorpresas debajo de su cobertizo

 

Un trabajador quedó aterrorizado luego de encontrar un nido de más de 30 serpientes de cascabel viviendo debajo de su cobertizo, en un rancho ubicado en el estado de Texas, EEUU.

El hombre, que responde al nombre de Bobby Cowan, y dos de sus amigos hicieron el terrible descubrimiento cuando estaban en la propiedad localizada en Gorman para trabajar en un molino de viento.

La noticia fue difundida por el medio local San Antonio Express-News, que informó que varios hombres notaron la presencia de una serpiente de cascabel que se abría paso debajo de un viejo cobertizo de una casa que se encontraba abandonada, y este temor llevó a los hombres a usar una máquina especial para levantar la estructura y poder sacar al reptil.

Pero cuál sería su sorpresa que la víbora de cascabel no se encontraba para nada sola, ya que debajo de la estructura se encontraban decenas de serpientes. El hallazgo quedó inmortalizado en un video viral del evento.

Tal fue su asombro que al ver lo que escondía la estructura, dejaron caer la estructura por el terror que les causó la imagen de estos cascabeles arrastrándose por todo el piso.

Los hombres decidieron levantar de nueva cuenta el cobertizo, lo que permitió a uno de los amigos de Cowan, Matt Stanley, poder tomar las imágenes de las escalofriantes víboras.

El señor Cowan dijo al medio: “Sabíamos que no corríamos mucho peligro si no nos acercábamos demasiado, y entonces pudimos mirarlos”.

Pero no iban a dejar que la propiedad de Cowan quedara infestada por estas serpientes de cascabel, por lo que se armaron de valor y con la ayuda de largos botes de basura y palos gigantes lograron retirar y reubicar a las serpientes para que estas no quedaran cerca del ganado.

Cowan señaló que logró contar con al menos 36 cascabeles, pero afirmó más tarde, a través de su cuenta de Facebook, que en realidad pudieron haber sido por lo menos unas 50.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *