Un niño de 10 años murió de un tiro que disparó su hermano de 13 cuando manipulaba un arma

Un niño de 10 año murió al recibir un balazo que disparó accidentalmente su hermano de 13, cuando manipulaba un arma en la vereda de su casa de la capital tucumana, informaron este viernes fuentes policiales.

El hecho ocurrió anoche a las 21.30, mientras el nene jugaba en la puerta de su casa ubicada en la calle French al 100, del barrio San Cayetano, y junto a él se encontraba su hermano mayor, quien manipulaba un arma que encontró en la vivienda.

De manera accidental el adolescente efectuó un disparo que ingresó por el hombro izquierdo del niño, quien murió a los pocos minutos.

Si bien el padre de ambos llevó de urgencia al herido al Hospital de Niños, cuando llegó a la guardia ya había fallecido.

En el lugar del hecho trabajaron efectivos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), quienes secuestraron un arma calibre 22 y una vaina servida que serán sometidas a los peritajes de rigor.

Las fuentes dijeron que se investiga si ese arma pertenece al padre de los chicos, que se desempeña como policía.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *