Una aceitera cerró y despidió a 200 empleados