Una empresa láctea bonaerense está interesada en una planta de Sancor