Una joven que consumía alcohol etílico sufrió graves quemaduras al prender un cigarrillo