Otro caso más: una nena de La Plata fue internada luego de jugar a “La Ballena Azul”