Una nueva teoría arroja luz sobre el misterio de las piedras de Stonehenge

 

Incontables expertos han debatido durante décadas sobre cómo fueron movidas las gigantescas rocas de Stonehenge, especialmente la piedra del altar, de seis toneladas. Ahora, dos científicos británicos han propuesto una nueva hipótesis sobre el origen de los megalitos y la ruta utilizada para transportarlos desde Gales hacia la llanura de Salisbury.

Richard Bevins, del Museo de Gales, y Rob Ixer, de la Universidad de Leicester, han revisitado el trabajo del geólogo Herbert Henry Thomas, que durante más de 80 años fue considerado como la explicación del viaje emprendido por las piedras.

Sin embargo, las nuevas técnicas analíticas, incluidas las más avanzadas exploraciones de imagen, “revelan que las ubicaciones claves que durante mucho tiempo se creyó que eran los orígenes de las piedras azules de Stonehenge, pueden descartarse“, sostienen los investigadores en su estudio, publicado en la revista Antiquity.

Según Bevins e Ixer, las piedras más grandes provienen de las llanuras de Marlborough, y las más pequeñas de las montañas Preseli, en el condado Pembrokeshire (en el suroeste de Gales). Sin embargo, la piedra arenisca del altar es ajena a ambas áreas, y “muy probablemente” tenga origen en Senni Beds, una formación que se extiende desde Llanelli, en Gales, hasta el condado de Herefordshire, en Inglaterra.

Por otro lado, si las teorías anteriores sostienen que las piedras fueron movidas por vías marinas, los investigadores sugieren que los pueblos antiguos pudieron haberlas transportado por una “carretera de piedra“, utilizando balsas y acarreándolas con animales. (RT)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *