Victorias de River y Boca que traen tranquilidad

Con Pablo Lunati como protagonista, River venció a Arsenal y se ilusiona con dar pelea.

Fue 1-0 en el Monumental; el árbitro cobró un discutible penal que Fernando Cavenaghi cambió por gol.

Cuando un árbitro es protagonista, quiere decir que el partido dejó material para la discusión. Y así fue: River venció 1-0 a Arsenal, por la séptima fecha del torneo Final, y se sumó al pelotón de arriba, pero el gol del triunfo llegó con una polémica jugada. El abrazo entre Ramón Díaz y su hijo sobre el final del encuentro, un fiel reflejo de la importancia de la victoria.

El conjunto millonario estuvo lejos de su mejor versión ya la impaciencia del público sólo se calmó a los 15 minutos del segundo tiempo, cuando Pablo Lunati sancionó un dudoso penalpara el equipo de Núñez. Lejos de la discusión que se generó entre los jugadores visitantes y el referí, Fernando Cavenaghi lo cambió por gol. El de la victoria, el del sueño.

Arsenal, que presentó un equipo con varias modificaciones por el duelo de entre semana de Copa Libertadores ante Peñarol, fue a buscar “el empate o nada”, según el pedido del entrenador Gustavo Alfaro, pero debió conformarse con la segunda opción.

River alcanzó las 11 unidades y quedó a tres del único líder, Colón. ¿Podrá dar pelea?

Por su parte Boca metió su segundo triunfo consecutivo, frente a Racing en Avellaneda:

En Avellaneda, el xeneize fue más que la Academia, que sacó un punto de los dieciocho en juego;

ca logró ante Racing una victoria que lo oxigena, en el cierre de una semana para el olvido en lo que su intimidad se refiere. Racing, todo lo contrario, continúa en el fondo de la tabla y muy preocupado por no poder levantar el nivel: consiguió sólo un punto de los últimos dieciocho en juego. Está último con cuatro unidades.

El 2 a 1 logrado en Avellaneda pone fin a una racha de siete partidos sin lograr los tres puntos en condición de visitante para el equipo xeneize. Además, por primera vez en esta tercera etapa de Carlos Bianchi al frente del equipo, logra enhebrar dos triunfos consecutivos.

El equipo xeneize dominó las acciones casi desde el arranque, ante un rival con una grave crisis futbolística. Por eso, no sorprendió que Juan Sánchez Miño abriera el marcador a los 24 minutos del primer tiempo, luego de una buena jugada colectiva.

El desarrollo favoreció al xeneize en esa primera etapa, aunque con el correr de los minutos fue retrocediendo en su campo y posibilitó el crecimiento, endeble, de la Academia.

Ya en la segunda parte, y con el ingreso deMauro Camoranesi , Racing presionó más arriba e igualó a través de Saja, de penal, tras una falta infantil del Cata Díaz.

En el mejor momento de los locales,Gigliotti se encontró con un regalo de la defensa racinguista y pateó. Su remate fue desviado por Saja, pero la pelota uqedó boyando en el área chica y fue Erbes el que aprovechó el regalo para sentenciar el partido.

El triunfo posiciona a Boca en el séptimo puesto, con 10 unidades y a apenas cuatro de Colón. Enfrente, Racing se mantiene en el último lugar, con escasos cuatro puntos, y apenas uno sumado de los últimos 18 en juego.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *