Violenta entradera: los ladrones cortaron la energía de las cámaras de seguridad