Wall Street cerró en rojo arrastrado por la caída de los bonos a diez años