WhatsApp por fin arregla ese fallo que nos molestó durante años en Android