Windows XP deja de existir definitivamente: Microsoft no le da más soporte a la última versión que quedaba