Yarará mordió y mató a una perra en Claromecó

La mordedura de una víbora yarará a una perra caniche, que posteriormente murió a causa de ese ataque, generó preocupación y tristeza en la familia dueña de la mascota. El desafortunado hecho se registró ayer por la mañana en una vivienda del barrio Las Cortaderas de Claromecó, donde reside la familia Rodríguez.

Todo comenzó cerca de las 9 de la mañana en la vereda de la casa situada en calle 18 entre 21 y 23, donde la perra fue atacada por la serpiente, la cual, según estimaciones, medía un metro de largo.

Se trató de una mordedura profunda, cuya zona de impacto se dio entre uno de sus ojos y el hocico de la perra, según lo manifestado por la veterinaria que atendió a la mascota.

Luego del ataque, Peperina -así se llamaba la perra- comenzó a quejarse por la mordedura. Jorge Rodríguez, dueño del animal, percibió esa situación y se dirigió hacia su vereda, lugar donde vio a la serpiente, a la cual, posteriormente, mató con una pala.

La falta del necesario insumo en el Hospitalito de Claromecó, y en otros sectores de la localidad para tratar de contrarrestar las consecuencias de una mordedura de ese tipo, generó que la familia Rodríguez se haya tenido que trasladar hasta la ciudad cabecera.

Luego de una intensa movida del secretario de Gestión Ambiental, Ricardo DAnnunzio, y de la directora del Centro Municipal de Salud, Mónica Capellari, se consiguió el necesario suero antiofídico, el cual fue aplicado por una veterinaria en su lugar de trabajo. Al considerar que la evolución de la caniche era favorable, la familia decidió volver a Claromecó junto con su mascota. Sin embargo, con el paso de las horas, la perra empeoró en su estado y murió por la tarde. La pérdida generó una profunda tristeza en la familia. (La Voz del Pueblo)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *