Aseguran que no está en agenda una nueva ley de medios, pero exigirán a Clarín que devuelva espectro

El presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Claudio Ambrosini, afirmó hoy que por el momento no figura en la agenda gubernamental el impulso de una nueva ley para regular al sector y adelantó que una de las prioridades de su gestión será “expandir” el espectro radioeléctrico pero de una manera “más ecuánime”, por lo que exigirá que el Grupo Clarín devuelva la porción que posee en exceso tras la fusión Cablevisión-Telecom.

“No tenemos ninguna instrucción” para la elaboración de una nueva ley, afirmó el funcionario y justificó que el gobierno se encuentra ocupado en definir las “necesidades urgentes”, que no son los medios, pero aseguró que las políticas del Enacom se proponen “expandir” el espectro asignado para garantizar la conectividad a Internet.

En diálogo con varios medios en la sede del Enacom, enfatizó que no temerá, en pos de una asignación igualitaria, en “hacerle planteos” a las grandes empresas de telecomunicaciones y medios.

“No hay nada mejor que los privados ganen plata pero, a la vez, allí donde faltan recursos debe aparecer el Estado, en auxilio de los que menos fuerza tienen. Hay un rol público imprescindible”, afirmó el presidente del organismo, hombre de confianza del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Ambrosini explicó que el nuevo ecosistema de la comunicación se configurará a partir de resoluciones técnicas del organismo y sin necesidad de impulsar una ley marco que suceda a los dos intentos fallidos del macrismo: primero, el impulso de la Ley de Comunicaciones Convergentes y, luego, la llamada “Ley Corta” (que, paradójicamente, no tenía una orientación convergente), con la vocación de ampliar las inversiones privadas.

El esquema legal vigente es el de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la Ley Argentina Digital, con las profundas reformas que introdujo el decreto 267/2015 dictado por Macri y que eliminó barreras en relación a la acumulación de licencias múltiples. “La inteligencia del Estado tiene que estar en acomodar a todos los actores”, puntualizó Ambrosini.

En materia de ampliación del espectro radioeléctrico, Ambrosini no ofreció precisiones sobre cómo generará una asignación “más justa y ecuánime” de un recurso limitado.

Sin embargo, en las áreas técnicas del Enacom ya se está estudiando en detalle el modelo imperante en Chile, donde se opera con un sistema de “topes dinámicos” que permitirán a los prestadores acumular porciones con limites diferenciados según los servicios que se brindan en cada sector de la banda. En conclusión: habrá más espectro para distribuir entre todos los jugadores del mercado.

Esa decisión, sin embargo, requiere que, previamente, el Grupo Clarín devuelva al Estado la porción del espectro de telefonía móvil que supera el límite vigente tras la fusión entre Cablevisión y Telecom, con lo que la empresa adquirió una envergadura impar en la región.

“Es prioridad que Clarín cumpla con aquello que se comprometió. Queremos emprolijar todas las cuestiones atinentes al Grupo sin entrar”, apuntó con el sesgo de equilibrar a todos los actores del mercado con la menor conflictividad posible.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *