Bajo la lluvia, Olimpo logró otro triunfo clave

Olimpo venía dulce tras la goleada ante River. Pero en Bahía le estaba costando demasiado ganar. Por eso festejó por duplicado un triunfo determinante para sus aspiraciones de salvar la categoría y terminar bien el torneo. Derrotó por 1 a 0 a Central y por primera vez en el campeonato sumó de a tres en fechas consecutivas. Nada mal.

 

El local arrancó mejor, enfocado y criterioso, como si siguiera en el Monumental. Pero como durante todo el torneo padeció por su falta de contundencia. Es decir, llegaba por los costados con buen criterio (Cerutti figura), pero no podía concretar su dominio. El detalle es que, a diferencia de otros encuentros, se mostró sólido atrás (muy bien Furios). Y no permitió que el Canalla lo encontrara descuidado de contra. En ese contexto, y ante la creciente frustración de los bahienses, el partido se tornó chato y aburrido. Negocio para nadie.

 

En el complemento, Olimpo se adueñó definitivamente del trámite ante la insólita mezquindad de su rival (jamás atacó). Y tanto fue, que al final tuvo su premio. Cuando la tormenta de la ciudad tomaba un protagonismo desmedido y el empate parecía cosa juzgada. Centro llovido, cabezazo del suizo Gissi y a cobrar. Iban 31′. No se podía hablar de injusticias. Por lo sucedido hasta allí y por lo que vendría después. Porque ni siquiera en el 0-1 reaccionó el equipo de Russo.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *