Buen resultado para Olimpo: Perdió Colón con Estudiantes

La derrota del sabalero, lo deja cada vez más comprometido en la tabla del descenso y eso le da vida a Olimpo. Teniendo en cuenta que a su vez lo deberá enfrentar en la última fecha de local en el Carminatti en 15 días.

No, imposible. Colón está con la suerte dada vuelta. Ni el tiro del final sale para el lado adecuado. Pega en el palo y afuera. Ya lleva más de diez partidos sin ganar y una crisis que se mide en años. Sí, es posible. Estudiantes le ganó 1-0 con un gol de Desábato y quedó a cinco de San Lorenzo. La semana que viene visita al Gasómetro. ¿Se prenderá?

Empezó mejor Colón, al menos sorprendió con Comachi. No pudo sostener esa sensación óptica. Enseguida respondió Estudiantes con una fórmula tan inoxidable como los intérpretes que la ejecutaron: centro de Verón cabezazo de Desábato. Gol y punto. Una diferencia que le alcanzó a Estudiantes para sostener su invicto como local y para alcanzar las 26 unidades.

¿Qué estuvo haciendo Estudiantes en este torneo? Da la sensación de que pudo más de lo que dio. Con un toque de continuidad colectiva y con un Verón al 70% de sus posibilidades físicas, hoy tendría que estar como mínimo peleando con todos esos equipos que semana desaprovechan chances para cortarse solos arriba. En rigor, todavía puede ganarle la semana que viene a San Lorenzo y soñar con el Inicial. ¿Sólo soñar?

La triangulación a un toque que la Brujita encadenó en el final del primer tiempo no se suele ver en esta época de pelotazos y bolas divididas. La jugada terminó con una chilena de Román Martínez. Fue un lapsus, apenas una musa momentánea. Pero alcanzó para alegrar un poco la tarde.

Los problemas de Colón exceden estos 90 minutos. Pero, causa o consecuencia de su crisis, en La Plata sufrió de sus propios desaciertos. Jugar con los dientes apretados no es ir con una zancadilla a reventar a Verón como lo hizo Graziani a los 33 del primer tiempo. Para apostarle la suerte a un tiro libre no sirve pegarle como Caire en la mayoría de sus intentos.

Luque tiene movilidad es un permanente buscador de diagonales. un jugador con esta entrega necesita del pase al vacío para respirar. Colon en este momento no le puede dar mucho. A Comachi también le sobra voluntad y le falta un modelo de juego que lo contenga. A los 31 minutos le robó una pelota a Verón, pero se encontró sin alternativas de pase, muy solo para aventurarse en un contraataque.

En el segundo tiempo Colón sumó delanteros, lo que no quiere decir que haya sido más peligroso. Pero su empuje sí terminó complicando a su rival. El tiro del final dio en el palo. Estudiantes respiró y ahora piensa en San Lorenzo.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp