Comienzo de la Liga Nacional de Básquet

“Para ser campeón tenés que contratar a Leo Gutiérrez”. La frase de un dirigente parece exagerada, pero los números son contundentes. El dos veces medallista olímpico es el más ganador de la historia de la Liga, con diez títulos en 17 temporadas. La tendencia es devastadora en las últimas diez porque Leo fue campeón en siete, con cuatro clubes distintos (Ben Hur, Boca, Atenas y Peñarol). Con el Milrayita logró el cuarto en mayo y desde este lunes, cuando comience la nueva LNB con el clásico ante Quilmes (a las 22, por TyC Sports), buscará otro. ¿Con qué motivación, Leo? “La misma de siempre, seguir peleando arriba, ahora con un grupo bastante nuevo, porque cambiaron varios jugadores”, le explica a Olé .

-¿Y qué tenés vos de diferente para lograr que tus equipos casi siempre sean campeones?

-Lo diferente es mi carácter, de ir al frente, de siempre buscar la perfección y no quedarme con lo que tengo, de hablar con mis compañeros para ayudarlos a mejorar. Los técnicos y compañeros también me han dado muchas libertades para ayudar. No hay un secreto. Yo no soy un talentoso ni mucho menos, es el trabajo diario, pensando siempre en el equipo.

-Sos un líder que habla, aconseja y no deja que nadie se caiga…

-Es que no podés pensar que uno, por más bueno que sea, puede llevar el equipo adelante. Tiene que existir un grupo, un equipo detrás. Y para ser líder tenés que preocuparte por todo. Si un joven juega mal o no juega y lo veo caído, le hablo, lo ayudo… Es que si caen, se cae el equipo.

-Sos un líder que ha tenido enojos y discusiones, pero que siempre dejás los incidentes detrás.

-Yo sé que con todos no seré amigo. Siempre tengo diferencias con uno o varios, pero lo dejó ahí, siempre primero está el equipo. Yo se los digo, pero mientras juegue conmigo será mi familia. Porque esto se hace por guita, después por la gloria y por último por disfrute. Y me aseguro que todos entiendan eso.

-¿Y cómo les llegás a los más chicos?

-Busco la forma y he tenido suerte. Les hablo dos o tres veces. Si no me escuchan, ya no pierdo tiempo.

-¿Fue fácil darle el liderazgo basquetbolístico a Campazzo en la 13/14?

-Sí, porque lo conozco de los 15, lo vi crecer, sabía su potencia, sé que es cabrón de llevar el equipo adelante y ofensivamente estaba hecho un animal. No me iba a poner en exquisito, que quería tirar yo… Era su momento de liderar y yo di un paso al costado. Lo hice con naturalidad.

-¿Cómo evalúas tu nivel en las últimas temporadas? ¿Cuál es tu objetivo a los 36? ¿Mantenerte?

-Me vi bien en las últimas campañas, sobre todo en la pasada. Me sentí mudescansado y con energía. En playoffs busqué hacer otras cosas, sobre todo defensivamente y en el orden del equipo. Y para la actual me veo bien, con las ganas de siempre. Obvio que cada año es más difícil, pero trabajo para poder mantenerme a mi edad.

-Lo único negativo de tus últimos años han sido los enojos públicos con compañeros o jueces. ¿Cómo lo has mejorado?

-Enojarme siempre me voy a enojar, difícilmente cambie mi carácter, pero trato de hablarles mejor a los árbitros y a mis compañeros les aviso (se ríe) que si los puteo o critico es porque quiero ayudarlos o despertarlos, siempre pensando en ellos y el equipo.

-Otro hecho destacable es cómo, a los 35, hiciste dieta para bajar de peso y estar mejor físicamente. ¿Cómo fue?

-Terminé la semi con Lanús en la 12/13 con 118 kilos y la última final, ante Regatas, la jugué con 110. Gaby Fernández me dio un suplementario dietario que me calmó la ansiedad y me acomodó las comidas. Necesitaba bajar y realmente me sentí muy bien físicamente en la temporada.

La receta del mejor.

“Peñarol es mi favorito”

Gutiérrez le tiene fe a su conjunto, pese a los cambios. “Pero habrá 7 u 8 equipos que pelearán”, avisa.

-Uno está tentado de preguntarte si se puede volver a ser campeón sin Campazzo, pero vos ya saliste campeón sin Facu.

-Facu fue muy importante, pero un jugador no sale campeón. Es un equipo y esperamos volver a armarlo para pelear el título. Si podemos conformarlo, siento que podemos conseguir cosas importantes.

-¿Es favorito este Peñarol por sobre Obras, Regatas y Atenas, por ser el campeón y mantener la base aunque no esté Campazzo?

-Yo creo que tenemos un buen equipo. Y sí, yo lo pongo de favorito. Después veremos si estamos para el campeonato o no. Pero arrancó con fe.

-¿A qué rivales ves como los más duros?

-Van a ser más de cuatro. Veo al menos siete u ocho que pelearán arriba. Por cómo se armaron están Regatas, Obras, Quimsa, Quilmes, Atenas, Formosa, Comodoro, Boca… Será una Liga dura. Me gustó que volvamos a tener más equipos competivivos, con grandes presupuestos. Y en principio también el cambio de forma de disputa y calendario, para jugar más y viajar menos.

Fuente: Olé.com

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp