Cómo será el Vía Crucis del Papa

Crisis, desocupación, droga, violencia; son algunas de las “dramáticas situaciones” que padecen tantos en el mundo” y que Francisco evocará en las estaciones del Camino de la Cruz. Su agenda de Semana Santa.

Por encargo del Papa, los textos que se leerán en cada una de las 14 estaciones del Vía Crucis fueron redactados por el arzobispo italiano Giancarlo Bregantini.

La crisis económica, la falta de trabajo y la inestabilidad del empleo, el drama de los inmigrantes, la violencia que sufren las mujeres a manos de sus parejas, el trauma de los niños que padecen abusos, el dolor de las madres que han perdido a sus hijos por la guerra, las drogas o el alcohol están en el centro de las meditaciones escritas por monseñor Bregantini, arzobispo de Campobasso-Boiano, Italia.

El Via Crucis de este Viernes Santo tendrá lugar, como cada año, en el Coliseo de Roma, y estará presidido por el Papa Francisco.

“Lloremos por esos hombres que descargan sobre las mujeres la violencia”, dice una de las meditaciones que, según informa Radio Vaticana, capturan las “dramáticas situaciones que traumatizan a tantos hoy día en el mundo” e invitan a reflexionar sobre las “serias consecuencias” de la crisis, como “la inseguridad en el trabajo, el desempleo, la especulación financiera y la corrupción”.

El sufrimiento de Jesús, dice Bregantini, también recuerda aquel de los reclusos que están en cárceles abarrotadas, afectados por tanta burocracia y un “lento sistema de justicia” y, además, de aquellos que se encuentran en prisiones donde todavía se practica la tortura.

Precisamente, este Miércoles Santo, el Papa regaló 1200 Evangelios a un grupo de presos, inmigrantes en su mayoría, que se encuentran en la cárcel Regina Coeli, en Roma.

El encargado de repartir este obsequio será el Limosnero del Vaticano, el Arzobispo polaco Konrad Krajewski.

Monseñor Krajewski señaló que el número de extranjeros en esa cárcel llega al 65 por ciento.

 

 

La agenda papal para Semana Santa

Jueves Santo (17 de abril)

El papa Bergoglio oficiará la Misa Crismal a las 9 de la mañana, hora de Roma. La liturgia será concelebrada por los cardenales, obispos y presbíteros presentes en Roma –unos 1600 en total-, en la basílica de San Pedro.

El mismo día, a las 17.30 celebrará la misa “in coena domini”, en la que se recuerda la última cena antes de la crucifixión y durante la cual se produce el lavado de pies a los presentes. El año pasado Francisco había elegido a menores detenidos en la cárcel de Casal del Marmo, en Roma. Esta vez, lo hará en el Centro para Discapacitados Santa María de la Providencia, administrado por la Fundación Carlo Gnocchi.

Viernes Santo (18 de abril)

En la tarde de ese día, el Papa estará presente en la conmemoración de la Pasión de Cristo en la Basílica de San Pedro, con la meditación escrita por el padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia.

Más tarde, a partir de las 21:15, el Santo Padre presidirá el Via Crucis, como cada año, en el Coliseo. Esta es la segunda vez que el pontífice electo el 13 de marzo de 2013, presidirá un Camino de la Cruz.

Sábado Santo (18 de abril)

Silencio hasta la vigilia pascual que se iniciará a las 20:30 de ese día.

Domingo de Resurrección (19 de abril)

La misa pascual será celebrada a las 10:15 en plaza San Pedro. Inmediatamente después, al mediodía, el papa Francisco leerá su mensaje pascual e impartirá la bendición Urbi et Orbi, a la ciudad y al mundo, desde el balcón central de la basílica vaticana.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *