Dani Alves logró que Neymar y Cavani hagan las pases

 

La tormenta parece haberse disipado en el vestuario del Paris Saint Germain, donde las aguas estaban muy agitadas tras la pelea que protagonizaron el brasileño Neymar y el uruguayo Edinson Cavani. La calma llegó este miércoles por la noche, en una cena llevada a cabo en un restaurante de la capital francesa.

Luego del incidente entre ambos atacantes, quienes casi llegaron a tomarse a golpes de puño por una discusión en un penalti en el partido ante el Olympique Lyon del pasado domingo, la reconciliación fue facilitada en un encuentro de la plantilla en el restaurante Victoria Paris, ubicado a pocos metros del Arco del Triunfo.

Al término del partido del fin de semana, había sido el capitán Thiago Silva el encargado de impedir que Cavani y Neymar se peleen a los golpes. Sin embargo, en esta ocasión, fue Dani Alves quien habría hecho el papel de pacificador en el PSG al organizar la cena.

Alves había quedado salpicado por la polémica, ya que ante el Lyon le negó el balón al artillero charrúa en una falta y decidió dárselo a su compatriota. Fue criticado duramente por ese gesto. No obstante, habría limpiado su imagen tras ser el responsable de una velada vital para la unión del grupo y la tranquilidad del entrenador Unai Emery, quien debe mantener la paz para que su elenco sea capaz de pelear por grandes objetivos.

La prensa francesa comentó que la cena se desarrolló en un “ambiente tranquilo y amistoso” y también explicaron que el director deportivo del club, Antero Henrique, decidió cancelar todas las entrevistas de los jugadores. Solo el DT hablará con la prensa hasta que el tema se haya terminado.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp