“Dijo que se fue porque tenía miedo que el padrastro le pegue”, contó el fiscal que intervino en la desaparición del niño de Dorrego

El fiscal Rodolfo de Lucía, que intervino ante la desaparición del niño de 9 años en Dorrego, dijo que decidió viajar a esa ciudad porque “en principio, el caso se veía grave” y ratificó que “el menor era víctima de un maltrato por parte del padrastro”.

“Eso lo contó él a los profesionales que lo atendieron y consta en el informe médico que se hizo. Aún se encuentra internado en el Hospital Municipal por cuestiones sanitarias y de protección y no porque tenga algo grave. Se le detectaron algunas marcas en el cuerpo y él dijo que se las había hecho jugando”, narró el funcionario.

Según mencionó el fiscal, Mauricio tomó la decisión de irse porque un perro atacó a un cordero que estaba cuidando y tenía miedo que el padrastro le pegue.

“Muchas veces, en las huidas de niños o adolescentes hay un trasfondo de violencia y maltrato en la casa. La situación era ya conocida y uno nunca sabe si los organismos que tienen que intervenir, no lo hacen por falta de recursos”, señaló De Lucía a DE LA BAHÍA.

“Parece que los vecinos sabían lo que pasaba, pero uno tampoco conoce si no lo denuncian. Ante estos casos, se nota una desprotección medio general que escapa a lo penal porque nosotros intervenimos cuando hay un delito puntual”, agregó.

Comentarios

Comentarios

comentarios