El gobierno confirmó el despido de 11 mil trabajadores estatales

Los contratos no renovados corresponden en un 90% de los casos a las 24 mil contrataciones iniciadas entre 2013 y 2015 y que la administración de Macri decidió poner la lupa en el marco del ajuste que impulsan. Entre 2 mil y 3 mil personas, no obstante, pasarán finalmente a planta permanente.

El Gobierno confirmó que son casi 11 mil contratos los que fueron dados de baja en la Administración Pública Nacional, cerca del 5% del total de las contrataciones, y casi todas ellas -90%- fueron iniciadas en los últimos tres años, según informó el ministro de Modernización Andrés Ibarra. Asimismo, se informó que aproximadamente entre 2 mil y 3 mil personas pasarán a ser planta permanente en el curso del año, beneficio para empleados estatales que cuentan con 10 o más años de antigüedad y no tienen estabilidad laboral.

Los criterios utilizados para discontinuar a estos trabajadores fueron “que no trabajaban, o que concurrían pocas horas, o exceso de personal para una sola tarea”, explicó el ministro. Al tiempo que aclaró que siempre estuvieron en contacto con los dos gremios: UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación) y ATE (Asociación Trabajadores del Estado).

Cabe recordar que por el decreto 254, de fines del año pasado, se dispuso la revisión de la totalidad de los contratos y asistencias técnicas dentro de la administración central. El Gobierno precisó ahora que ha decidido no renovar 10.921 contrataciones representando un ahorro fiscal de $ 3.500.000 millones anuales.

Los contratos no renovados representan una veinteava parte de los cerca de 217 mil puestos de trabajo pertenecientes a la Administración Centralizada y Descentralizada del Poder Ejecutivo, y corresponden, en un 90% de los casos, a las 24 mil contrataciones iniciadas entre 2013 y 2015, sobre los que el Gobierno de Mauricio Macri decidió poner la lupa.

De los contratos no renovados, 7.311 corresponden a los 64.039 que se vencieron en diciembre último y que -a través del decreto 254/2015- se extendieron hasta el 31 de marzo (aquellos que se iniciaron entre 2013 y 2015) y hasta el 31 de diciembre (aquellos que se iniciaron antes del 2013) para su análisis. Los 3.610 restantes forman parte del universo de 13.467 contratos tercerizados, asistencias técnicas u otras modalidades utilizadas, es decir que se ratificaron a 53.118 contratos.

También se informó que comenzó, en cada repartición, la renovación de los contratos de todos aquellos trabajadores cuyos servicios no se discontinuaron al 31 de marzo. Al respecto, próximamente se incorporará al Portal Nacional de Datos Abiertos la información del registro de contratos.

En su momento, las autoridades justificaron la revisión de los contratos señalando que se habían encontrado gran cantidad de irregularidades. Entre ellas, se citaron casos como la existencia de hasta 10 telefonistas para atender un solo teléfono o más de 500 personas de dotación del Centro Cultural Kirchner que, según las autoridades oficiales, no tenían ni conducción ni programas de trabajo.

Los casi 11.000 despidos dados a conocer por el gobierno difieren con las cifras -muy superiores- que plantean los sindicatos. Por caso, la Asociación de Trabajadores del Estado estima que son unos 30.000 los despidos en el sector público.

En las últimas semanas han sido frecuentes las protestas de los gremios estatales por los despidos en distintos puntos del país. También se critica la forma en que se han decidido las bajas. Por ejemplo, fuentes sindicales de los empleados del Ministerio de Trabajo sostienen que “entre los últimos 250 despidos se encuentran profesionales con 20 años de antigüedad que tenían contratos truchos en el ministerio que tiene que velar por el trabajo en blanco”.

En este sentido, Ibarra dijo que no se descarta que “pueda haber incorporaciones de casos puntuales” e informó que en más de 300 casos se dio marcha atrás con las desvinculaciones. “Tal fue en Cultura donde se incorporaron a unos 200 trabajadores o en el INADI o en el INDEC por poner algunos ejemplos”, puntualizó el funcionario.

Asimismo, se está evaluando la situación de 12.000 trabajadores estatales que están en condiciones de jubilarse. “La intención es ir jubilando a los trabajadores que estén en dicha condición para así dar lugar al ingreso de nuevos trabajadores”, explicó Ibarra. Aunque aclaro que se contemplaran casos puntuales que justifiquen la permanencia.

• Anuncios

A través de dos decretos, se ha dado inicio a la creación del Ministerio de Modernización y a su plan de gestión. Ese plan cuenta con 5 ejes: Plan de Tecnología y Gobierno Digital, Gobierno Abierto, Gestión por Resultados, Desarrollo de los Recursos Humanos y País Digital. En los considerandos se señala que el propósito es “poner el Estado al servicio de la gente”.

Dentro de las tareas que ha comenzado a realizar la nueva cartera, se decidió la convocatoria junto al Ministerio de Trabajo, a la conformación de dos mesas de diálogo permanente junto a los gremios, para tratar dos temas esenciales en la recuperación del Estado.

Particularmente se tratará en este ámbito la organización del Estado en “todo lo que es el análisis y planificación de dotaciones, y a la movilidad de los empleados dentro de la administración pública”.

Un segundo eje se refiere a la “jerarquización del empleo público, a través de la actualización de una nueva carrera pública, basada en la capacitación continua, el mérito, la evaluación de desempeño y el reconocimiento de los empleados”, explicó el funcionario.

En este marco, se anunció que durante el corriente año se incorporará a aproximadamente 2500 personas a la planta permanente del Estado nacional. En su mayoría, anticipan las autoridades, van a ser personas que hacen 10 o más años trabajan en el Estado pero sin estabilidad laboral. Ellos “participarán de procesos de selección ágiles, a través de una metodología de Curso-Concurso”. La estimación es que “estos trabajadores ingresarán a planta permanente antes de fin de año”, precisó Ibarra. La intención oficial es continuar con el proceso a planta permanente y esperan poder avanzar para que el “incorporar unos 5.000 trabajadores más durante el primer semestre del 2017”, precisó el ministro.

La intención oficial es continuar con el proceso a planta permanente y esperan poder avanzar para que el “incorporar unos 5.000 trabajadores más durante el primer semestre del 2017”, precisó el ministro.

También se lanzó una convocatoria abierta y federal (por Internet) para la incorporación de personal en el Centro Cultural Kirchner. Inicialmente van a ingresar 100 personas para cubrir 13 categorías de perfiles y puestos de trabajo. Este concurso sí es abierto a todos y “ya se han inscriptos numerosas personas”.

Ibarra también precisó que de los 11.000 concursos que llevó a cabo el gobierno anterior “en principio unos 2.500 serán ratificados” y los restantes continuarán siendo analizados.

También y replicando lo llevado a cabo en la Ciudad de Buenos Aires “no se descarta el otorgar retiros voluntarios”. Dentro de los objetivos que se plantea el ministerio de Modernización es “mejorar el salario de los empleados estatales”. En este sentido, considera que es necesario mejorar los salarios pero por incorporar “horas extras, unidades retributivas u otros mecanismos para mejorar un salario”. Al respecto, admitió que en diversas reparticiones “se han cortado las horas extras que no tenían justificativo real”, (en su área se redujo en un 30% las horas extras) admite Ibarra al tiempo que comenta que se va a trabajar para lograr “salarios plenos en función del trabajo y especialidad desempeñada”.

Con los casi 11.000 despidos concluye la etapa de despidos en el Estado y dará comienzo una “jeraquización de la carrera pública” concluyó Ibarra.

Fuente: Ambito.com

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp