El plan bosnio: cómo piensa hacerle fuerza a la Argentina

El caos domina la ciudad, se apodera del tránsito y los nervios consumen a los trabajadores que están dentro y fuera de la órbita del Mundial. Pero nada de eso parece alterar la confianza del plantel de Bosnia, que se prepara con tranquilidad en el estadio Municipal Antonio Fernandes en la ciudad balnearia de Guarujá, a 88 kilómetros del centro de San Pablo, entre cerros y una vegetación que fomenta la respiración, pero también con las ventajas de poder hacer caminatas y corridas por el mar. Allí se prepara el plan para hacerle fuerza a la Argentina, en su debut mundialista, el próximo domingo, en Río de Janeiro.

El mentor es Safet Susic, el entrenador, de 59 años, un ex futbolista que anotó más de 400 goles en su carrera y es muy reconocido. Es el único que tiene experiencia mundialista, ya que participó con Yugoslavia de los campeonatos de España 82 e Italia 90. Como DT, se jacta de ofrecer un espectáculo ofensivo, y para eso remarca que juega con un solo volante de contención. En el pizarrón de Susic no hay un equipo al que le dé continuidad desde la táctica, los nombres y la estrategia, pero por lo que se pudo averiguar ya tiene algunas precisiones de cómo le jugará a Alejandro Sabella. Aún sin definir a los once titulares (con un par de dudas), Susic planea un sistema 4-5-1, que puede amoldarse al 4-3-3 según los momentos del partido. Hoy no piensa en salir a especular, aunque jugaría de entrada con un solo punta: el goleador Edin Dzeko.

Dentro de su mente está el esquema 4-5-1 con Begovic; Sunjic o Mujdza, Spahic, Vranjes y Kolasinac; Hajrovic, Besic, Misimovic, Pjanic y Lulic o Ibesevic; Dzeko. Desde lo estratégico, juego por afuera, pelotazos largos para Dzeko y pelear las divididas en tres cuartos de cancha y cerca del área de Romero, para ganar esa “segunda pelota”. Y, al mismo tiempo, aprovechar las ventajas que puedan dar desde lo individual los futbolistas argentinos. Habrá ataques directos y muchos remates desde fuera del área. Son varios a tener en cuenta a tapar. No le hará marca personal a Messi y se lo tomará escalonado y en zona.

“Nunca ponemos a un jugador con la única misión de cuidar de otro. En esa posición tenemos a Besic, pero colocarlo sólo para cuidar a Messi no sería muy bueno de nuestra parte”, dijo el técnico al final del último amistoso disputado en Guarujá y que finalizó con goleada al Sub 21 de Santos por 5-1. Susic fue acusado en el último amistoso que Bosnia le ganó a México 1-0 por el técnico rival Miguel Herrera de “hacer trampa”, ya que una hora antes del partido entregó una formación con tres jugadores distintos de los que terminaron jugando: estaban Kolasinac, Vranjes y Hadzic, y terminaron jugando Misimovic, Salihovic y Dzeko.

El arma letal que tienen preparada, como fue dicho, es Dzeko. Tuvo temporadas mejores, pero viene de anotar 29 goles para Manchester City y es muy elogiado por sus compañeros argentinos Pablo Zabaleta y Sergio Agüero. Dzeko tiene el arco entre ceja y ceja. Cuando recibe la pelota en el área es siempre para rematar. No importa si recibe incómodo, gira y ejecuta. Así anotó, impactando de primera, sin necesidad de dos toques, en la Premier League. Y también hubo ese tipo de jugadas que finalizaron con remates en los palos o con balones que se fueron cerca. Federico Fernández y Ezequiel Garay (sobre todo) sabrán que deberán anticiparlo o no tendrán que dejarlo girar, si ese primer movimiento no funcionó.

Bosnia saltea el medio para elaborar y en esos lanzamientos largos hacia Dzeko es clave Miralem Pjanic, el mediocampista de Roma, que distribuye en corto o lanza en largo y tiene una muy buena pegada. Justo Dzeko y Pjanic fueron preservados en el último partido disputado en esta ciudad, pero ambos están en condiciones de jugar ante la Argentina.

La potencia ofensiva no depende sólo de Dzeko. En el Grupo G europeo de las eliminatorias Bosnia hizo 30 goles en diez partidos. Pero además tiene a otros delanteros y volantes que pisan el área y llegan al gol: Edin Visca anotó once entre la liga turca y el seleccionado; Vedad Ibisevic suma 19 entre los convertidos para Stuttgart, en Alemania, y la selección; Pjanic, siete; y Senad Lulic, nueve. La voz de mando la lleva Misimovic, que se adapta a jugar tanto como interior para la marca como adelantado para la creación.

Bosnia participará de su primera Copa del Mundo (es el único debutante) y, de esta forma, se suma a Croacia, Eslovenia y a Serbia y Montenegro, como ex regiones de Yugoslavia que disputaron un Mundial de manera individual. Había estado un par de veces cerca de clasificarse a una competencia importante, pero en ambas perdió en el repechaje ante Portugal. En las eliminatorias, ganaron con autoridad el Grupo consiguiendo 25 de los 30 puntos en juego, producto de ocho victorias, un empate y una derrota. El triunfo de la clasificación fue el 15 de octubre de 2013 ante Lituania (1-0) con gol de Ibisevic.

Bosnia es todavía un país en desarrollo, pero hay un sentimiento nacionalista muy fuerte en los jugadores. Cuando en mayo pasado se produjo la tragedia de las inundaciones en la zona de los Balcanes, donde murieron 40 personas, el capitán Spahic y Dzeko recorrieron el pueblo de Maglaj y se solidarizaron con una de las zonas más afectadas. Pjanic aportó dinero en medicamentos también para los enfermos y en ese momento dijo que luchar por ellos sería una motivación extra a la hora de jugar el Mundial.

Desde lo futbolístico es donde la Argentina encuentra el antecedente más fresco, ya que la selección se enfrentó con Bosnia el 18 de noviembre de 2013 en Saint Louis, Estados Unidos, en el amistoso que los dirigidos por Sabella ganaron 2-0 con goles de Sergio Agüero. Desde lo táctico hay que remarcar que más allá de que el seleccionado de Sabella jugó ese día con un sistema con cinco defensores (5-3-2), con una última línea compuesta por Zabaleta, Otamendi, Federico Fernández, Basanta y Rojo, también sufrió sobresaltos -desde la velocidad por los costados y la potencia física de Bosnia- que fueron bien neutralizados por el arquero Romero.

Cada vez falta menos para el debut del seleccionado. Y más allá de los análisis y las previsiones, está claro que Bosnia no pretende ser un partenaire de uno de los candidatos. Y ya diseñó un plan para ofrecerle combate.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp