El tiempo de visita al médico ya no es una excusa para no controlarse

 

El chequeo preventivo es un examen de salud que permite detectar de manera precoz patologías ocultas o bien evaluar los diversos factores de riesgo cardiovasculares como hipertensión arterial, diabetes, sobrepeso u obesidad, colesterol elevado, sedentarismo, tabaquismo y estrés.

“Bajo la denominación ‘chequeo’ se incluye el interrogatorio médico-paciente, la confección de la historia clínica, examen físico y la realización de un conjunto de estudios diagnósticos. Identificar alteraciones con premura permite realizar recomendaciones oportunas e incrementar el éxito terapéutico”, explicó el cardiólogo Carlos Reguera, jefe del Servicio de Cardiología y Medicina Preventiva en INEBA.

En cuanto a los estudios complementarios básicos, siempre es conveniente comenzar por un análisis de laboratorio, radiografías, electrocardiograma, ergometría, ecocardiograma doppler, entre otros.

De encontrar anomalías o si el paciente ya posee antecedentes patológicos, se pueden solicitar estudios de mayor complejidad.

Estos son de suma utilidad para direccionar el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de los pacientes.

“Los diferentes circuitos de controles preventivos los podemos realizar en aproximadamente dos o tres horas. El tiempo para visitar al médico ya no es una excusa”, comentó Reguera.

En ese sentido, el cardiólogo destacó que “un buen control de salud comienza siempre en la consulta médica”.

“Hoy podemos diseñar un plan ideal para mejorar la calidad de vida de las personas pensado en envejecer saludablemente, dado que la medicina preventiva nos permite trabajar de un modo diferente, poniendo nuestro foco en la salud y no en la enfermedad”, remarcó. (NA)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp