Encontraron en un altillo uno de los tesoros del rock

En el 124 Oeste de la calle Houston, Nueva York, un hombre encontró unas cajas en el fondo de un altillo, revisando la propiedad tras la muerte de su hermana. Nunca pensó con lo que se encontraría… enterate en esta nota.

Algunos lo catalogan como “el tesoro del rock”, otros hablan de la reliquia más importante jamás encontrada. Increíblemente, estuvo 45 años oculta, pero ahora salió a la luz.

Un neoyorquino estaba revisando el amplio departamento de su hermana, recientemente fallecida. En un viejo altillo lleno de antigüedades, el hombre encontró unas cajas que le llamaron la atención.

Cuando las abrió, encontró lo más inesperado: 149 discos de acetato, varios de ellos, envueltos en sobres con el nombre “Bob Dylan” y “Columbia récords”.

 

Pero, ¿cómo llegó toda esa colección a ese lugar?. Resulta que su hermana, sin saberlo, le había alquilado el espacio a Dylan a fines de los años ’60, lugar que el músico utilizó como estudio propio.

 

Allí grababa todos sus ensayos, composiciones, ideas, canciones, se las pasaba a su productor Bob Johnston, que vivía en Nashville. Johnston hacía la mezcla y se los mandaba de vuelta con anotaciones. Las mismas que aparecen en la cara externa de los sobres encontrados.

El famoso coleccionista, Jeff Gold, expresidente de Warner Bros Récords, no tardó en enterarse y viajó desde Los Ángeles para comprar estas cajas llenas de historia.

“Es definitivamente uno de los hallazgos más importantes de mi carrera”, expresó Gold, y comentó que “los acetatos llevan unas muescas en un lado, son más pesados de lo normal y no llevan cubierta”.

Efectivamente, son 149 discos, en su mayoría sobre ensayos y pruebas que hizo Dylan entre finales de los ’60 y principios de los ’70, para sus discos Nashville skyline (1969), Self portrait (1970) y New morning (1970).

“Cuando abrí las cajas y eché un vistazo, me volví loco. Efectivamente eran todos discos de Dylan, en excelentes condiciones y muchos de ellos tenían notas escritas a mano en sus sobres”, dijo Gold.

El coleccionista afirmó que le mandó a Johnston algunas fotos de los acetatos para ver si eran suyas y le confirmó que era su letra. “Era la forma de tener controlado al músico en la distancia. Y demuestra lo mucho que le llevaba a Dylan refinar sus canciones”, expresó Gold.

 

El expresidente de Warner fue transfiriendo los discos a digital, catalogando y fotografiando. Comentó que es muy probable que Columbia tenga los ‘master’ de todos esos temas pero no las mezclas específicas.

 

“En algunos casos son desconocidas”, dice Gold. “Nunca había escuchado antes las versiones que hizo de los temas de Johnny Cash”, expresó el coleccionista del rock.

ESTAAAA

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp