Estudiantes venció a Independiente por 2 a 1 en La Plata

Estudiantes derrotó a Independiente por 2 a 1, al cabo de un discreto encuentro disputado esta noche en el estadio “Uno Jorge Luis Hirschi”, en el marco de la jornada inaugural de la zona 2 de la Liga Profesional.

Mauro Boselli, a los 40 segundos del complemento, inauguró el marcador para el “Pincharrata”, en tanto que Agustín Rogel, a los 8 del mismo período aumentó para el dueño de casa. Joaquín Laso, a los 15 minutos, descontó para el “Rey de Copas”.

Tras una primera mitad absolutamente soporífera, el segundo tiempo mostró a un Estudiantes algo más concentrado que su rival y es por ello que terminó por justificar su triunfo.

Las lógicas expectativas en torno al debut de ambos equipos no hallaron correlato en la pésima etapa inicial que disputaron. Pases sin sentido, arqueros casi inadvertidos por la impericia de ambos para generar peligro y un desarrollo demasiado conversado y por demás friccionado conformaron una primera mitad digna de olvido.

Apenas una incursión de Leandro Díaz desbaratada por el arquero Sosa antes del descanso alteró una monotonía por momentos exasperante.

Como por arte de magia el complemento se inició a puro vértigo, llegando el local a la apertura tras un centro desde la izquierda de Castro que recaló en la cabeza del retornado Boselli, quien con un movimiento de manual impactó para vulnerar al golero uruguayo de la visita.

Lejos de reponerse el “Diablo” debió soportar la segunda caída de su valla tras un cabezazo forzado de Rogel que llegó a rozar en su hombro izquierdo y que se coló en el ángulo superior diestro, luego de un centro desde la derecha del encargado de las pelotas detenidas del anfitrión Fernando Zuqui.

Casi herido de muerte y con un trámite que le resultaba completamente adverso, Independiente logró descontar con un remate de Laso luego de un tiro de esquina ejecutado desde la izquierda en condiciones antirreglamentarias ya que el balón fue colocado por el colombiano Roa fuera del perímetro delimitado.

Las continuas quejas del siempre fastidioso Andújar tras dicha conquista apenas lograron disimular un notorio bajón “Pincha” a partir del descuento.
Con escasos argumentos futbolísticos el “Rojo” procuró nivelar el score pero dispuso de pocos hombres de avanzada ante una férrea zaga del dueño de casa que se abroqueló sin brindar fisuras.

Algún solitario destello de Batallini en su vuelta al fútbol argentino no resultó suficiente para colocar en riesgo una victoria estudiantil tan merecida como poco lucida. (NA).

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp