Independiente debutó en la Sudamericana con una derrota frente a un flojo equipo brasileño

Pese a comenzar en ventaja, Independiente no pudo sostener la diferencia y resultó vencido como visitante por 2 a 1 frente a Ceará de Brasil, al cabo de un intenso encuentro disputado esta noche, en el estadio “Castelão”, por la primera fecha del Grupo G de la Copa Sudamericana.

Gastón Togni, a los 32 minutos de la primera etapa, abrió el marcador para la formación de Eduardo Domínguez.

Ya en el complemento, el colombiano John Mendoza, a través de un penal a los 16 minutos, niveló las acciones para el cuadro local, en tanto, el guardavallas uruguayo Sebastián Sosa, en contra de su valla a los 21, le dio los tres puntos en juego al cuadro brasileño.

Ambos equipos terminaron con diez jugadores por las expulsiones de Ayrton Costa, a los 11 minutos de la primera etapa en el “Diablo”, y de Nino Paraíba, a los 17 del segundo período, en el dueño de casa.

La temprana expulsión del juvenil zaguero “Rojo” condicionó completamente el planteo de ambas escuadras. Si bien Ceará atacó desde el vamos dicha circunstancia potenció su autoestima y complicó a la visita de manera incesante.

Un Independiente sorprendido por la expulsión se abroqueló en torno a Sosa agregando a Ostachuk en defensa y sacrificando a Soñora en la mitad de la cancha. Promediando la primera etapa el conjunto de Avellaneda pareció tomarle la mano a los tumultuosos embates de su rival y producto de esa mejoría arribó a la apertura tras una pelota que peleó el colombiano Roa que derivó en Benegas para que este habilite magistralmente a Togni, quien definió por izquierda cruzado al segundo palo.

La formación de Dorival Silvestre Júnior atacó incansablemente hasta el final de la etapa pero sus arremetidas no encontraron la puntada final por propia impericia en la definición y por la aceptable faena de la remendada zaga de la visita.

El complemento mostró una profunda defección física del elenco de Avellaneda que lo hizo retroceder ante un adversario que sin demostrar demasiadas virtudes estéticas lo arrinconó contra su arco y le generó varias situaciones de riesgo.

Un brazo extendido innecesariamente por Lucas Romero en el área ante un disparo de Messias condenó a la visita a sufrir un penal que John Mendoza ejecutó de manera impecable pese a la poco afectuosa charla previa del arquero visitante antes de la ejecución.

Independiente no mostró señales de vida ni siquiera tras la expulsión de Paraíba que los equiparaba numéricamente en el terreno. Un grosero error de Sosa en una salida aérea después de un tiro de esquina ejecutado desde la derecha por Zé Roberto provocó que el balón diera en su compañero Benegas para que luego vuelva al arquero y se introduzca en el arco.

Sin reservas aeróbicas ni anímicas, la formación argentina pareció sufrir el desarrollo en los últimos minutos aunque el conformismo de Ceará provocó cierto relajamiento a la espera de la revancha en “Libertadores de América-Ricardo Enrique Bochini” entre los dos máximos candidatos de la zona aunque siempre teniendo en cuenta que no se trata de un mano a mano.

Apenas algún fallido disparo de media y larga distancia creó cierta ligera zozobra en el casi inadvertido arquero João Ricardo.

Demasiado poco para un “Diablo” que sigue deambulando en una preocupante medianía, en contraposición a un Ceará que alentado por una multitud impuso condiciones desde el mismo comienzo del match.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp