Indiana y San Antonio, primeros con récords de 10-1

La campaña de Indiana sorprende en el comienzo de la temporada, pero no se quedan atrás los Spurs de Manu Ginóbili, que le ganaron 104-93 a Boston y se pusieron 10-1 como el equipo de Luis Scola. San Antonio manda en el Oeste, festejó en sus cinco partidos como local y superó sin problemas a un rival siempre duro, demostrando su vigencia. Tony Parker fue nuevamente el líder con 19 puntos (6-11 de cancha) en sus 28 minutos de acción.

El base francés tuvo la compañía de varios en ataque: Kawhi Leonard (16), Tim Duncan (13), Boris Diaw (12), Tiago Splitter (11) y Danny Green (11) se repartieron el protagonismo. Queda claro que al equipo de Gregg Popovich no le faltan variantes. Ginóbili esta vez apenas hizo cinco (1-4 dobles y 1-1 triples) en sus 24 minutos. Pero lideró al equipo con seis asistencias y además agarró seis rebotes. El bahiense sigue pasando bien la pelota…

San Antonio perdió 25-22 el primer cuarto, igualó el partido en 48 en el segundo y lo cocinó con parcial de 32-22 en el tercero. Los Celtics (4-9) dieron pelea, pero se rindieron ante un equipo superior y nunca amenazaron la victoria en el último. Tuvieron como destacados a Jared Sullinger (19 más 17 rebotes), Jeff Green (19) y Avery Bradley (19) ante la ausencia del lesionado Rajon Rondo. El viernes deben recibir a los Pacers.

Justamente, los Pacers de Indiana demuestran que con ellos no hay caso, nada puede contra la realidad. Por algo son el mejor equipo de la Liga con récord de 10-1 (junto a los Spurs de Gino). Y por algo también los Knicks están metidos en una profunda crisis que se prolongó con la sexta derrota consecutiva en el Madison Square Garden. Los Pacers se agrandaron en el suplementario y terminaron ganando 103-96 en la Gran Manzana. Así, Scola (ocho puntos en 16m) le ganó por primera vez el duelo a Prigioni (dos en 15m), que se había quedado con los dos previos en la 12/13.

New York se pareció bastante a un equipo (su déficit) en el inicio. Mucha energía para defender, agresividad y pase extra adelante. Por eso largó 13-0 en 5m. A la visita le costó muchísimo en ataque (penó con un pobre 25% de cancha en el cuarto inicial). Fue Scola el más iluminado, con dos lanzamientos de 5 metros. Hibbert, sobre la hora, maquilló el mal arranque (19-14) con un triple. El partido se hizo trabadísimo y a los dos les costó anotar. Indiana tuvo algo de George (7) y West yendo abajo (6), pero Carmelo Anthony se destapó con 13 puntos en el 2º (17 en la 1ª mitad) y el local cerró 42-37 arriba.

Claro que Indiana suele ajustar en los terceros cuartos. Y lo hizo de nuevo. Mejor defensa y más protagonismo de George (7) para pasar al frente 48-47. Para colmo, NY tuvo que sentar a Carmelo y Bargnani por cuatro faltas. Sin embargo no lo sufrió porque surgió JR Smith con dos bombazos (asistidos por Prigioni) para volver a tomar la delantera (62-58). Los Pacers siguieron insistiendo y encontraron respuestas con sus bases. Triples de Hill y Watson, parcial de 10-0 y ventaja de 79-75 a 5m del final.

Pero apareció un protagonista impensado, Beno Udrih, titular por Felton, con 9 puntos en el 4º para que los Knicks quedaran tres arriba. Sin embargo, Shumpert le hizo falta a George en el intento de tres con 5.2s, Paul metió los libres y lo mandó a prórroga. Allí la siguió con golazos y 9 tantos para completar su obra (35) y liquidar al local. Y sí, en el Garden hubo un baño de realidad. Los Pacers sigue arriba y los Knicks no salen de su pesadilla.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *