Lanús cayó ante Cerro Porteño y le queda un difícil compromiso de local

El equipo paraguayo se hizo fuerte de local y superó por 2 a 1 al Granate, que ahora deberá revertir un resultado complicado en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana. Romero anotó dos veces para Cerro y Silva descontó para la visita.

Dos goles del paraguayo Oscar Romero a los 15 y 18 minutos del segundo tiempo fueron más que el descuento alcanzado por el uruguayo Santiago Silva para el equipo “granate”, que como cosecha positiva adquirió en la capital paraguaya un gol como visitante que puede resultar de mucho valor para el cotejo de vuelta de la próxima semana.

El cruce con pimienta para los argentinos estuvo dado en este encuentro por las presencias en los bancos de suplentes de dos referentes de Boca y River como Guillermo Barros Schelotto y Leonardo Astrada.

Sin embargo las características de ambos como entrenadores contradicen los estilos tradicionales de las camisetas que vistieron, porque el Lanús del “Mellizo” tiene un juego fluído que no se compadece con el que desarrollan los conjuntos del “Negro” Astrada.

Por eso Lanús salió a jugar como lo hace siempre, buscando el arco rival y los tres puntos, sin importar el escenario ni el rival.

Pero Cerro Porteño, inteligentemente, se aprovechó del planteo de los “granates” y sin rubores se plantó de contra, tratando de aprovechar los espacios que se generaban a partir, sobre todo, de las proyecciones de los laterales Carlos Araujo y Maximiliano Velázquez.

Las propuestas de ambos estuvieron más cerca de darle resultados a Lanús en la etapa inicial que a los paraguayos, ya que una subida profunda de Araujo derivó en un centro atrás que Lucas Melano conectó en el primer palo de zurda, barriendo abajo, pero el balón se estrelló contra el poste izquierdo.

Eso sí, ninguno de los dos resignó la entrega y la prodigalidad a lo largo de esos primeros 45 minutos, pese a que los arcos estuvieron cerrados, especialmente el de Lanús, por la buena tarea del arquero Matías Ibáñez.

Pero esa carencia la suplió en el segundo tiempo la efectividad demostrada en solamente tres minutos por Oscar Romero, que entre los 15 y los 18 aprovechó sendos errores de Matías Martínez y Araujo para vulnerar la valla defendida por el reemplazante de Agustín Marchesín (hoy jugó para el seleccionado argentino en Hong Kong).

Fue entonces que Barros Schelotto decidió el ingreso de otro Romero que también anda encendido en el campeonato argentino, el cordobés Silvio, quien reemplazó a un irrelevante Iván Bella y le cambió la cara al conjunto “granate”.

Así fue Lanús entonces en pos de un descuento que se revalidaba por el doble valor del gol de visitante, sin negociar a su estilo y volviendo a su tradicional 4-3-3, ya que con Bella conformaba un poco habitual 4-4-2.

Y la búsqueda le dio resultado a los 27 minutos precisamente con la participación de sus tres hombres de ataque en la misma acción del gol, ya que Romero hizo la pausa para habilitar a sus compañeros, Melano habilitó a Santiago Silva y el uruguayo evidenció que se le abrió nuevamente el arco como en la fecha pasada del campeonato local frente a Godoy Cruz y definió con su potencia característica.

De allí hasta el final los dos parecieron quedarse a mitad de camino entre arriesgar a ir por un tanto más que ampliara la diferencia en el caso del local, o por la igualdad que lo acercara a los cuartos de final en el caso del conjunto argentino.

Y en medio de esto casi se le da a los “guaraníes” en el epílogo, cuando un tiro libre del argentino ex River Plate Jonathan Fabbro dio en la espalda del paraguayo también ingresado pocos minutos antes, Víctor Ayala, y obligó a una estirada prodigiosa de Ibáñez para que el balón rebotara en el palo derecho y facilitara el despeje de Silva.

Acto seguido se acabó el partido y todos parecieron relativamente conformes con el resultado pensando en la revancha de la semana próxima en La Fortaleza “granate”.

“Cuando aflojamos la presión nos convertimos en un equipo común y nos llegan mucho, como el otro día con Godoy Cruz (ganaba 2-0 y en 15 minutos se lo dieron vuelta 3-2) Lanús”, reflejó el arquero Ibáñez, la figura de la noche. Una buena síntesis de lo que fue la actuación del campeón defensor del título en su debut en esta Copa Sudamericana.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp